Conmigo - Contigo

No quería mojar tu hombro con mi nostalgia salada
no era mi intención oscurecer más las nubes sobre ti
tampoco deseaba cansarte con mis cargas,
no buscaba multiplicar tus suspiros negros
no quería doblar tu espalda con el peso de mi ansiedad
no era mi idea que tus pies se hirieran
al acompañarme a caminar mi camino
tampoco quería que tus ojos reflejaran la opacidad de los míos.

Pero te agradezco que estés bajo la lluvia conmigo
y yo, cuando quieras, me vivo una tormenta contigo.

Comentarios

Cristian dijo…
Ya viviste una tormenta contando autos, ¿no? Y nosotros estamos para aguantar las tormentas juntos... imagínate lo horrible que sería no tenernos mutuamente en este tiempo. Te amo, mi niña, todo va a andar mejor para ambos: te lo prometo.
en las tormentas muchas veces uno debe guarecerse en hombros ajenos

nos leemos

Entradas populares