Deseos de cosas imposibles

Hace casi 6 años, cuando tenía 18, tuve que irme a vivir fuera de mi casa para estudiar lo que yo quería (aún no me explico cómo me fui a enamorar tanto de esta carrera, pero hasta el día de hoy no se me ha ocurrido una mejor). He pasado por muchas casas y casos desde eso y creo que definitivamente he madurado mucho en este tiempo, he aprendido a valorar montones de cosas sencillas de la vida en el hogar propio junto a la familia y me he dado cuenta que en ciertos momentos es tan necesario tener a alguien esperándonos en la tarde para tomar once, alguien que nos pregunte a qué hora vamos a llegar, alguien a quien abrazar cuando se llega cansada y con pena, alguien que al final de la jornada te pregunte cómo te fue.
Sacando cuentas, agradezco que no se me hayan dado las cosas tan fáciles en la vida, agradezco haber pasado ya por muchas pruebas que siempre me han dejado enseñanzas y no es palabrería. De verdad creo que siendo joven es mucho fácil ir aprendiendo con las caídas, teniendo la fuerza necesaria para volver a ponernos de pie. Pero aunque he superado una a una las barreras que se han puesto en mi paso, hay días en los que sería infinitamente cobarde y me iría a mi casa corriendo para que mi mamá me cuide y me solucione los problemas; pero no es así la cosa, cada cual tiene sus propios desafíos, sus dificultades y tiene que superarlos solo o con la ayuda que esté en el momento. No puedo huir si mañana tengo certamen, por más que me duela la guata (sí, estoy en mi periodo), no puedo dormir hasta que me sienta mejor si debo estudiar, hacer tareas, ir a clases y seguir funcionando, no puedo esperar que me vengan a buscar y a dejar en auto para que pase menos frío esperando la micro (¡la bendita micro que no pasa nunca!) y simplemente hay que pensar que algo mejor vendrá, la frase típica de "ya tendrás la recompensa a tu sacrificio", que hay gente que tiene problemas peores o que el fin de semana ganó la Católica. Y así me consuelo.
No quiero tampoco parecer una depresiva, una cobarde o una alaraca; pero en mi forma de ver y de ser, comunicar lo que me pasa es una manera de alivio, aunque ustedes no puedan ayudarme.
Sé que me esperan al menos tres días más de dolor intenso (tengo un quiste en un ovario, estoy tomando remedios muy fuertes y mi periodo menstrual es una pesadilla de un tiempo a esta parte), sé que a lo mejor no debería ser tan explícita para explicar qué me pasa, pero también sé que dejando estas líneas publicadas al menos se me quitaron las ganas de llorar que tenía cuando comencé a escribir.

Gracias por escucharme.

Comentarios

poetarafa dijo…
Tranquila amiga mía, recuerda que todo pasa, aunque suelen quedar cosas, lo peor siempre pasa, aparte eres una chiquilla joven y los jóvenes frecuentemente nos amoldamos a las cosas de la vida.
Besits amiga y cuidese.
.:. Pola .:. dijo…
Pucha chiquilla... tranquila y se de lo que dices en esos dias de la mujer todo es peor, pero como también se dice por ahi Todo sacrificio tiene su recompensa.

Un abrazo y animoooo que todo sera mejor mañana.
Carlos dijo…
Primero un fuerte abrazo!
Yo estoy queriendo irme a estudiar fuera de mi casa pues la universidad que esta aquí empieza a resultar un fiasco. A mi me gusta que las cosas me cuesten trabajo conseguirlas por que solo así puedo saborearlas mejor.

Por último te mando otro abrazo!!
Mariela Vargas dijo…
Amiga...te he dicho que compres Naprogesic Forte? es el milagro hecho pastilla.Te lo digo por experiencia propia pq el famoso Acido Mefenamico no me hace ni cosquillas.advierto q cuesta 3500 pero la caja t puede durar 2 o 3 meses.
Tú sabes que siempre he estado en mi casa y me he preguntado que hubiese sido de mi fuera de ella..lo más seguro es q hubiese carreteado tanto como estudiao jeje. Yo veía a mis compañeros de la U como se las ingeniaban pa sobrevivir el mes y realmente los admiraba pq tenían un ánimo para salir adelante impresionante.
Sé por lo que compartí con ellos todos esos sentimientos y créeme que traté de ser su apoyo para muchos lo que me lo agradecieron y lo hacen hasta hoy.
Siempre va a haber un ángel a tu lado...nunca lo olvides.
Besos
Cristian dijo…
El "período" tiene la "gracia" de que puede terminarse pronto. Bueno, te han tocado hartas cosas malas este año, así que es comprensible y normal que de repente sientas un poquito bajas las defensas. Pero también tú sabes que estas cosas pasan y pronto vamos a estar mejor. Principalmente tú porque creo mucho en tu fortaleza que tanto admiro. Besos.
Raúl dijo…
Ánimo!!! Ya sabes que nadie dijo que todo esto fuera fácil... pero mira cuantas cosas uno aprende... con cuanta gente maravillosa se enuentra... cuantas hermosas equivocaciones se cometen...

Escribir en el blog es como gritar en una montaña con todas tus fuerzas... o al menos se le parece un poco... Te desahogas y con eso basta...

Yo me voy acercando a mi cumpleños 26 y me estoy convenciendo de que ahora es que empieza la acción, así me de mucho miedo no ser el jovencito que me había acostumbrado a ser... Y a veces me siento cansado, como tu dices... Pero ese deseo de dejar el rastro invitando a vivir, me hace volver a reunir fuerzas...

Un abrazo,
JEI PI dijo…
Mira, la verdad que siempre tenemos nuesro "dias" en la cual nos sentimos mal y creemos k todo se va a la mierda , pero es en esoso momentos k nuestras fuerzas, como algo instintivo de superacion y supervivencia nos dice...."levantemonos.....y sigamos adelante"


un abrazo

cuidate.-
Eddy dijo…
Mi niña hermosa ánimo que todo pasa,si te sirve de algo,hace unos años me paso lo mismo.tambien me sentia muy mal y horrible porque engorde por las pastillas y tenía un genio que nadie me aguantaba.pero gracias a Dios aqui estoy ahora bien y ya paso todo ese sufrimiento.ojala que pronto todo esto sea pasado para ti.no dejare de visitarte. cuidate mucho,un abrazo muy grande.
lilumbel dijo…
es medio dificil acostumbrarse a no vivir en casa, pero cuando logras hacerlo te das cuenta que has madurado, yo me fui a vivir sola el año pasado, al principio no echaba tanto de menos, pero con los dias llego esa nostalgia que antes no tenia, aprendi a valorar muchas cosas...
aunque ahora he vuelto a vivir en casa, ya todo es diferente...
saludos!
Melissa dijo…
Los leí atentamente y todos tienen su aporte en lo que me dicen. Ahora no tengo fuerzas para aplicarlo, pero prometo hacerlo, en serio.
Concuerdo plenamente con Raúl en lo que significa para mí escribir en el blog.
desde bergen dijo…
Yo me fui de mi casa por "problemas familiares". Al final terminé por irme del país y aquí estoy contando los días para volver, aunque sea de visita. Es difícil estar lejos. En mi caso, ni una palabra de apoyo. En esta cultura simplemente eso no existe, no se habla de nada personal. Cuando llamo a mi mamá me baja toda la pena, me devolvería corriendo, ella siempre me dice que me devuelva, que los problemas que habían antes se van a solucionar pero yo sé que no es verdad, además ya me fui, estoy acá y hay que aperrar no más. No pienso que parezcas nada de lo que escribiste, yo debo parecer cualquier cosa con este post tan largo. No sé, me llegó, me identifiqué, me dio pena y todas esas cosas que se activan. Llevo 9 meses con una infección urinaria y hace tres meses se me pasó al útero y no me pueden curar ni encontrar la causa. Me hace falta un regaloneo, y a la vez, también pienso que podría ser peor, que no estoy tan mal. Mi blog es mi terapia, de repente escribo cosas demasiado personales, pero me sirve para estar mejor después. Espero que con la canción de Violeta haya pasado un poquito la penita.

Una última cosa, tu nombre es hermoso!

Abrazos. Insisto en que tienes que dormir hasta que te salga humo...

Entradas populares