Coincidencias tan extrañas

Siento tu presencia
Cual pajarillo de alas cortas
Que revolotea con intermitencia
O con constancia
Por mi vientre floral
Sobrepasando ya el umbral

Viene mi impaciencia
Al verte marchar a otras costas
Y con total conciencia
O inconmensurable violencia
Ya das lucha frontal
La sensación ya es brutal

Tú, dolor
Tú, amor
Que presionas las cuencas de mis ojos
Que te posas en mi pecho
Que alteras cada respiro
Que bajas hasta mi ombligo
Y bailas frenéticamente
Y contraes diecisiete músculos
Y dilatas venas y arterias
Tú, que arrancas lágrimas de sal
Tú, que cambias mi frecuencia natural

Tú, dolor
Tú, AMOR.

Comentarios

MAXIMON dijo…
Yo comparto mi canto. Mis voces cantan la hermosura de tu poema.
dolor amor riman y van siempre de la mano y siempre son grandes inspiradores

nos leemos
paula dijo…
Hola..

tanto tiempo...muy lindo lo q escribiste....yeahhh tienes pluma serraniana mujer!

por los dias q vendran..
MAXIMON dijo…
Gracias por pasar por mi blog. Ya habia firmado pero paso de nuevo a saludarte. un abrazo!
Melissa dijo…
Éste nadie me lo entendió...

Entradas populares