Deseos y Delirios

Ojalá algún día mires tan fijamente el centro de mis ojos, que veas nacer la llama de amor y la lágrima que la envuelve antes que asome siquiera.
Ojalá un Sábado cualquiera busques mi mano en tus baúles, entre tus libros o entre tus calcetines y la encuentres.
Ojalá no seas tú el asesino de mis anhelos, ni yo la musa que destroce tus cristales y rasgue tu pecho desnudo.
Ojalá no sea el sereno de esta noche de Agosto, el que extinga el fuego de nuestros corazones quemantes y delirantes.

Que el tiempo no me marchite cual flor arrancada de súbito. Que el paso del tiempo no destiña mis colores otoñales. Que los años no se lleven el poder de sonreír, ni la magia de tu sonrisa.

Comentarios

Puro amor no más...


Saludos
Isabel Llanten dijo…
Hola Meli!!!

Que bueno saber que volviste bien y pasaste los temporales, ya estaba procupada.

Que hermoso delirio el que cantas. Que bien hacen esos arranques de delirio, como para seguir tranquilamnete con la lucidez cotidiana :)

Saludos!!
ando supervisando, todo en orden, siga trabajando.
Raúl dijo…
"que los años no se lleven el poder de sonrerir"

Me parece un deseo un deseo digno de ser pedido a un genio de una lámpara.

Es que a veces ese poder se nos va, incluso sin el paso de los años...
Emma dijo…
Muy bonito. Me gustó lo que he leído.
Cristian dijo…
Ojalá se cumplan tus deseos. :-)
poetarafa dijo…
Acá estoy, holaaa!
En base a la experiencia, te puedo decir que a pesar de los altibajos de la vida, el amor se sostiene en el apoyo y esfuerzo mutuo del los que se aman, de lo contrario se destiñen colores, la sombra cubre el espíritu y el amor se escapa...
besits y que seas feliz con tu amor.

Entradas populares