Cinismo

Leyendo un blog por ahí me puse a pensar lo cínica que es la gente, cómo no les da ni agua sonreírte y después descuerarte por atrás.
Es impresionante la cantidad de personas que están donde calienta el sol, donde le ofrecen el asiento más cómodo o el pastel más grande.
¿Conocerán ellos la amistad sincera? ¿El dar sin esperar nada a cambio? Y lo peor de todo es que la cosa les resulta bien, porque claro, acercándose a la estufa es lógico que no les dé frío. Qué fácil vivir así, ¿ah? Aunque igual demanda sus sacrificios, porque andar con una sonrisa falsa todo el día igual debe ser difícil, aunque con los años se va haciendo más fácil, hasta que se hace natural.
¡Oh! ¡Qué extraño! ¡Tú hablándome a mí! ¿Por qué será? Aaahh, porque yo tengo paraguas y tú no y está lloviendo muy fuerte.

Y esta cuestión es contagiosa para peor... un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña, como veía que resistía fue a buscar un camarada... ¿me vienes a buscar a mí? Lo siento no tengo ganas de mecerme en una tela de araña hoy y menos contigo.

Comentarios

Isabel Llanten dijo…
Hola Melissa, llegué curioseando a traves del blog de Cristian, y me fijé en tu post sobre "ser insensible" ¿quien puede ponerse en los zapatos de otro para decir si lo es o no? Creo que hay mas insensibilidad en quien se burla del dolor ajeno a quien es simplemente serio o poco expresivo.

Y eso de "imagen de fuerte" me recuerda a situacines que he pasado. Cuando vi a todos mis compañeros llorando a mares porque se iba la profe, la mas querida de todos, yo me bloqueé, no expresé nada en lo mas minimo, un sentir reflejo que alguien debia mantener la calma, como el lobo que se queda vigilante mientras los demas van al bebedero. Para que decirte lo que me costó entre mis compañeros, incluso la profe, de decirme cariñosamente como siempre lo hacia ella, que aun lo buena que yo podía ser, demostraba poca humanidad.

Humanidad... algo mas claro lo veo ahora, mi hijo me ha enseñado :)

Suerte en tu carrera, disfruta Conce, saludos a ti y a Cristian.
Cristian dijo…
Tú mejor que nadie sabes que estoy odiando a estos simpáticos. Le complican la existencia a uno al meter su nariz donde no los llaman y hacerse los amiguitos cuando tienen puro interés en otras cosas. Lo triste es que hay que andar escogiendo con pinzas a los que no son así y es un trabajo largo y que lo hace a uno desconfiar de todos.

De ti jamás desconfío en todo caso.
Anónimo dijo…
Lo curioso es que uno elige la gente con quien juntarse, o con quien compartir. Lo entenedería si fuesen personas con las cuales simplemente te topas, pero ya ponerse a hablar en serio de esas personas???. y más aún que un grupo de amigos hable de ellas???. me parece un poco extraño. Si te molesta ese tipo de personas, es super facil, no te metas con ellas.
Melissa dijo…
Señor anónimo:
Eso de no meterme con esas personas es exactamente lo que hago, pero igual veo su forma de comportarse.
Anónimo dijo…
Hola amiga meli:
sabes tendras que aprender a convivir con ese tipo de gente, lamentablemente lo vas a encontrar en todas partes, es más no dibiste darles un espacio en tu blog.
tenemos mucho de que hablar(N.O.E.)
Lore Ortiz dijo…
Comparto plenamente lo que dices...y me encantó el final de la canción del elefante :P
Estamos todos escribiéndole al mismo personaje...ojalá se dé cuenta.

Todavía no escucho nada de Casanova...

Beso, chau
Melissa dijo…
Yo le estoy escribiendo a TODOS los cínicos que he conocido, no sólo a ése ;-)
Chau

Entradas populares