Usted, que pasa por acá...

... sólo quiero que me diga, ¿cómo se siente ahora?, ¿más bien triste o más bien feliz?

Yo, al fin, me siento más bien feliz, sin aunques, sin pero-es-ques. ¿Han notado la infinita felicidad que provoca una ducha caliente de unos 15 minutos en las mañanas? Apuesto que no le han dado el valor que merece, yo les digo que eso otorga felicidad, efímera, pero felicidad al final de cuentas.

Comentarios

Cristian dijo…
Bueno, tú sabes los peroesques de siempre. Ya me estoy empezando a acostumbrar. Fuera de eso, bien. :-)
Melin dijo…
ahm... contento creo, hace un buen rato, tanto q ya me acostumbre y da casi lo mismo


salutes

Entradas populares