Tanto que decir

No sé si será cosa local o más bien una cuestión universal, pero siento que toda la gente anda subida de revoluciones. Tantas peleas, tantos dimes y diretes me agotan un poquito. En la U nos exigen al máximo, como se dice, nos sacan el jugo y al final todo desencadena en peleas absurdas ante enemigos equivocados.

Ayer quería escribir sobre cómo había notado que por lo general las mejores películas o los mejores libros y las mejores canciones son los más tristes; escribir sobre esa "comodidad de estar triste" de la que hablaba Kurt Cobain. Escarbando en mi memoria, que es bien mala, recordé unas cuantas canciones que en su momento he llamado buenísimas y me di cuenta de lo tristes que son. Por dar algunos ejemplos: Qué He Sacado Con Quererte de la Violeta, El Virus Del Miedo ("por miedo a sentir miedo fue a la cama...") de Ismael Serrano y Recuerdo ("antes de rendirnos fuimos eternos...") de el mismo autor. A todo esto, menos mal que Ismael Serrano optó por la música finalmente porque realmente cada día descubro más maravillas en las letras de sus canciones y debe ser sin lugar a dudas uno de los mejores cantautores de hoy en día. La conocida Arriba En La Cordillera también es triste, pero todos decimos que es linda o Luchín ("en el agua de sus ojos se bañaba el verde claro...") de Víctor Jara o Corazón Maldito ("pero a ti te ocultan duras paredes y mi sangre oprimes entre tus redes...") de Inti Illimani o Te Desheredo ("me arrepiento de las palabras que te regalé, de decisiones que sin pensarlas tomé por ti...") de Los Tres y para hablar de canciones más conocidas tenemos Sólo Pienso En Ti de Víctor Manuel, que prefiero no escuchar, porque me hace llorar, a pesar de que la letra es realmente bonita o la brillante Ojalá ("ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto, para no verte siempre...") de Silvio que me mantuvo años pendiente de algún día conocer más de su música sólo por lo perfecta que encontraba esa canción y descubrí que tiene mejores. O El Corralero ("cómo pretende que yo, que lo crié de potrillo, clave en su pecho un cuchillo...") de Sergio Sauvalle.

También quería hablar sobre lo lindo que es ver la lluvia desde la ventana, escuchar su sonido melodioso y agradecer que gracias a ella ahora hace menos frío en mi dormitorio.

Estuve tentada también a escribir sobre lo extraño que es estar con esa sensación de angustia, de pena intensa, de ganas de llorar a gritos sin saber el motivo. Pues ayer tenía el corazón alborotado y nunca supe el porqué.

O de la horrible jaqueca de hoy, que duró como seis horas.

Finalmente saqué un poco de cada tema y salió esto, sólo tengo claro que quería hablar.

Comentarios

Cristian dijo…
Está todo extraño, ¿no? Estresados, pensando en cualquier cosa, todo mal. Hay que calmarse un poco, si es que se puede. Bien por lo de los wikipedia-links. :-) Besos.
Isabel Llanten dijo…
Hola Meli.

Para mi las mejores canciones no son las mas tristes, si no las que yo siento que elevan mi espiritu, hace tiempo puse un post de ellas (y algunas vez las puse de musica de fondo en mi blog, como el Foulitchay).

De canciones tristes... hay unas que apenas las escucho o leo me apretan la garganta... como "El abuelo" de Manolo Galvan, y el tango "Silencio" de Gardel (Eran cinco besos / que cada mañana / rozaban muy tiernos /las hebras de plata).

Saludos y a escuchar mas tipos de canciones! ;)
Raúl dijo…
"y hablando rompes ese tremendo afán y esa carrera que nos va sepultando entre metas ficticias"

Mucha de la música de la que hablas, es música que no conozco, pero que deseo escuchar, pues adivino que tiene mucho de mi, y de ti, y de las tristezas sin sentido, que son las más sinceras...

Saludos!!
Chicle dijo…
Ola Melissa,
tienes toda la razon, las cosas (canciones, peliculas, novelas) mas bellas suelen ser las mas tristes. lamentablemente las cosas mas tristes tambien suelen ser las menos comerciales. los "happy endings" siempre venden mas. sobre todo si hablamos del cine. has visto "New York, New York" con Robert de Niro y Liza Minelli? esa peli tiene uno de los finales mas tristes que yo sepa. el director martin scorsese estuvo apunto de darle un final feliz, sabiendo que asi duplicaria su publico. sin embargo - y felizmente - se decidio por el final triste.
Melissa dijo…
No, no la he visto, estará dentro de mis próximos arriendos.

Entradas populares